BellezaFarándulaModaMujerSexologíaSaludTecnología

NosotrosServiciosContactos

  

Filipinas - Sureste Asiático

 

 

 

 

N

A

C

I

O

N

E

S

  Kazajistán

  Macao

  Singapur

  Pakistán

  Irán

  Kirguistán

  Mongolia

  Tailandia

  Sri Lanka

  Israel

  Tayikistán

  República de China

  Timor Oriental

  Arabia Saudita

  Jordania

  Turkmenistán

  Brunéi

  Vietnam

  Armenia

  Kuwai

  Uzbekistán

  Birmania

  Afganistán

  Azerbaiyán

  Líbano

  China

  Camboya

  Bangladés

  Baréin

  Omán

  Corea del Norte

  Filipinas

  Bután

  Catar

  Estado de Palestina

  Corea del Sur

  Indonesia

  India

  Emiratos Árabes Unidos

  Siria

  Hong Kong

  Laos

  Maldivas

  Georgia

  Turquía

  Japón

  Malasia

  Nepal

  Irak

  Yemen

 

 

 
 

 

 

 

África

América

Asia

Europa

Oceanía

 

Directorio de Filipinas - Suroeste Asiático


 

 

 

 

 

Filipinas, oficialmente la República de Filipinas (en filipino: Repúblika ng Pilipinas; en inglés: Republic of the Philippines): es un país insular soberano del Sudeste Asiático ubicado en el océano Pacífico. Su capital es Manila. Por el norte se encuentra separado de la isla de Taiwán por el estrecho de Luzón; al oeste se ubica el mar de la China Meridional y Vietnam; al suroeste, entre el país y la isla de Borneo, se encuentra el mar de Joló; al sur el mar de Célebes lo separa de otras islas de Indonesia y al este limita con el mar de Filipinas. Su ubicación en el cinturón de fuego del Pacífico y su clima tropical lo convierte en un lugar propenso a terremotos y tifones, pero también es rico en recursos naturales y alberga una de las zonas con mayor biodiversidad en el mundo. Siendo un archipiélago que comprende 7107 islas, las Filipinas se clasifican en tres divisiones geográficas: Luzón, Bisayas y Mindanao. Tiene una población estimada en más de 94 millones de habitantes; Filipinas es el 12° País más poblado del mundo, sin considerar los 11 millones de filipinos que viven en el extranjero. Varias etnias y culturas conviven a lo largo de sus islas. Catalogado como un país recientemente industrializado, su economía continúa el constante crecimiento que inició desde su independencia. Las reformas económicas implementadas a inicios del siglo XXI lograron que el sector servicios desplazara a la agricultura como la principal actividad económica, y ahora éste aporta más de la mitad del PIB. Sin embargo, aún enfrenta diversos retos en la infraestructura: la falta de desarrollo en el sector turístico, la educación, la atención a la salud y el desarrollo humano. En tiempos prehistóricos, los negritos fueron algunos de los primeros habitantes del archipiélago, seguidos por oleadas sucesivas de pueblos austronesios que trajeron consigo tradiciones y costumbres de Malasia, India y el mundo islámico, mientras que el comercio introdujo algunos aspectos culturales chinos. En 1521, la llegada de Fernando de Magallanes marcó el comienzo de una era bajo la influencia y posterior dominio español. Manila emergió como el centro económico del Imperio español en Asia y puerto desde donde partía anualmente el galeón de Manila. Entre los siglos XIX y XX, estallaron los enfrentamientos de la Revolución filipina, la Guerra hispano-estadounidense y la Guerra filipino-estadounidense. Como resultado, los Estados Unidos reemplazaron a España como potencia dominante. A excepción del periodo de ocupación japonesa, los estadounidenses mantuvieron la soberanía sobre las islas hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Desde la independencia el país atravesó por varias dificultades políticas que sirvieron para definir las características de una república constitucional. El legado de estos periodos históricos se refleja en la cultura actual de la nación. Los grupos malayos dejaron su huella en la gastronomía, la literatura, la música, las danzas y el arte de los filipinos. La arquitectura, la religión católica y los nombres, son producto del dominio español. Finalmente, la herencia de los Estados Unidos perdura en el idioma inglés y en una mayor afinidad con la cultura occidental.

 

 

La ciudad de Makati, parte de la Gran Manila, es el corazón financiero del país.

 

Filipinas es una república constitucional con un sistema presidencial de gobierno, administrado como un Estado unitario, con la excepción de la Región Autónoma del Mindanao Musulmán, que es en gran parte independiente del gobierno nacional. El presidente actúa como Jefe de Estado y Jefe de gobierno, además de ser el Comandante en jefe de las fuerzas armadas. Es electo por voto popular para un periodo único de seis años, durante el cual él mismo elige y preside su propio gabinete. El vicepresidente también es elegido por sufragio directo para un periodo de seis años, y puede reelegirse una vez. El vicepresidente puede ocupar un puesto en el gabinete, y en caso de que el presidente muera o renuncie, se convertiría en el presidente interino y convocaría a elecciones. A nivel local, el poder ejecutivo está representado por los gobernadores de las provincias, los alcaldes de las ciudades y municipios y por los capitanes de los barangay. El Congreso bicameral está compuesto por el Senado, equivalente a la cámara alta, con miembros elegidos para un periodo de seis años y la Cámara de Representantes, la cámara baja, con miembros elegidos para un periodo de tres años. Los senadores son elegidos al mismo tiempo que el presidente, mientras que los representantes son electos mediante distritos legislativos y por medio de representación proporcional. El Congreso se encarga de la creación y aprobación de leyes y reformas a la constitución por medio de resoluciones y proyectos de ley. Para que cualquier proyecto de ley sea aprobado debe recibir más de dos tercios de los votos a favor en ambas cámaras. El poder judicial está encabezado por la Corte Suprema, compuesta por el Jefe de Justicia como el juez presidente y catorce jueces asociados, los cuales son elegidos por el presidente de entre varios nominados por el Consejo de Justicia y Colegio de Abogados. El poder judicial goza de una autonomía fiscal, aunque se encuentra supervisado por la Oficina del Administrador de las Cortes. La Corte Suprema también promulga el reglamento de todas las cortes y participa en el proceso de enseñanza de los futuros abogados. Desde la administración del gobierno de Ramos, hubo varios intentos por reformar el gobierno a un sistema federal, unicameral o parlamentario.

 

 

Mercado de flores en la capital.

 

Las relaciones internacionales de Filipinas se basan en el comercio con otras naciones y el bienestar de los once millones de filipinos que viven fuera del país. Como fundador y miembro activo de la Organización de las Naciones Unidas, ha sido elegido varias veces para integrar el Consejo de Seguridad de la ONU, y un nacional, Carlos P. Rómulo, fue Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El país es un participante activo en el Consejo de Derechos Humanos, así como en las misiones de mantenimiento de la paz, sobre todo en Timor Oriental. Además de su participación en la ONU, el país es uno de los fundadores y miembro activo de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), una organización diseñada para fortalecer las relaciones y promover el crecimiento económico y cultural entre los estados de la región del sudeste de Asia. Ha sido sede en varias de sus cumbres y es un contribuyente activo en la dirección y las políticas del bloque. Las relaciones que actualmente disfruta con otros estados del sudeste de Asia contrastan con la situación de la década de 1970, cuando estaba en guerra con Vietnam y se disputaba el territorio de Sabah con Malasia, si bien aún existen desacuerdos respecto a las Islas Spratly. También es miembro de la Cumbre de Asia Oriental (EAS), el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la Unión Latina, el Grupo de los 24, el Movimiento de Países No Alineados y es considerado un aliado importante extra-OTAN. Además busca fortalecer sus relaciones con los países islámicos por medio de su candidatura para ingresar como observador en la Organización de la Conferencia Islámica.

 

 

Catedral de Manila.

 

La economía de Filipinas es la 46ª más grande del mundo, con un PIB nominal estimado en US$ 240 mil millones para 2012. El Fondo Monetario Internacional prevé que esta cifra llegue a más de US$ 258 mil millones para finales del año 2013. Las principales exportaciones son los semiconductores y productos electrónicos, equipos de transporte, ropa, productos de cobre, productos derivados del petróleo, aceite de coco y frutas. Asimismo, sus principales socios comerciales son Estados Unidos, Japón, China, Singapur, Corea del Sur, Países Bajos, Hong Kong, Alemania, Taiwán y Tailandia. Su moneda es el peso filipino (₱ o PHP). Filipinas es miembro del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Banco Asiático de Desarrollo (que tiene su sede en la ciudad de Mandaluyong), el Plan Colombo y el G-77, entre otros grupos e instituciones. Como un país recientemente industrializado, la economía filipina pasó de basarse en la agricultura a centrarse en los servicios y manufactura. De los 38,1 millones personas que integran la fuerza laboral del país, el sector agrícola emplea cerca del 32%, pero contribuye con sólo un 13,8% del PIB. El sector industrial emplea alrededor de 13,7% de la población activa y representa el 30% del PIB. Por su lado, el 46,5% de los trabajadores integran el sector de servicios, el cual es responsable del 56,2% del PIB. En julio de 2009, la tasa de desempleo ascendía a alrededor de 7,6% y debido a la desaceleración económica mundial, en septiembre del mismo año la inflación alcanzó un nivel de 0,70%. En febrero de 2010, las reservas internacionales brutas eran de US$ 45.713 millones. En 2004, la deuda pública como porcentaje del PIB se estimaba en 74,2%; en 2008, descendió al 56,9%,5 mientras que la deuda externa bruta aumentó a US$ 66.270 millones. En julio de 2011, la tasa de inflación se hallaba en un nivel de 5,1%, mostrando un aumento de más de un punto porcentual en relación con el mismo mes de 2010. Tras la Segunda Guerra Mundial, por un tiempo fue considerado como la segunda economía más rica de Asia Oriental, sólo por detrás de la japonesa. Sin embargo, durante los años 1960 comenzó a verse superada. La economía se estancó bajo la dictadura de Ferdinand Marcos, gracias a la inestabilidad política y una mala administración económica por parte del régimen. El país sufrió un lento crecimiento económico y temporadas de recesión. No fue hasta la década de 1990 cuando la economía empezó a recuperarse, debido según diversos analistas, a un programa de liberalización económica.

 

 

 

 

 

 

Comparte en:

 

 


 

N

A

C

I

O

N

E

S

  Kazajistán

  Macao

  Singapur

  Pakistán

  Irán

  Kirguistán

  Mongolia

  Tailandia

  Sri Lanka

  Israel

  Tayikistán

  República de China

  Timor Oriental

  Arabia Saudita

  Jordania

  Turkmenistán

  Brunéi

  Vietnam

  Armenia

  Kuwai

  Uzbekistán

  Birmania

  Afganistán

  Azerbaiyán

  Líbano

  China

  Camboya

  Bangladés

  Baréin

  Omán

  Corea del Norte

  Filipinas

  Bután

  Catar

  Estado de Palestina

  Corea del Sur

  Indonesia

  India

  Emiratos Árabes Unidos

  Siria

  Hong Kong

  Laos

  Maldivas

  Georgia

  Turquía

  Japón

  Malasia

  Nepal

  Irak

  Yemen

 

 

 

 

 

 

 

General

 

Nosotros

Servicios

Contactos

Directorios

 

África

 América

Asia

Europa

Oceanía

Secciones

 

Belleza

Farándula

Moda

Mujer

Sexología

Salud

Tecnología

 

Empresa: Pejas Production's, C.A.

Residencia Comercial: Venezuela

 

Web Master: Pedro Alexander Rojas Carvajal

e-mail: p.rojas@guiaempresarial.org

 

Twitter: @pejasproduction

Solicitud de Servicios: Info@guiaempresarial.org

 

Reservados todos los Derechos ® - Guiaempresarial.org

Copyright © desde 2008