BellezaFarándulaModaMujerSexologíaSaludTecnología

NosotrosServiciosContactos

  

Malasia - Sureste Asiático

 

 

 

 

N

A

C

I

O

N

E

S

  Kazajistán

  Macao

  Singapur

  Pakistán

  Irán

  Kirguistán

  Mongolia

  Tailandia

  Sri Lanka

  Israel

  Tayikistán

  República de China

  Timor Oriental

  Arabia Saudita

  Jordania

  Turkmenistán

  Brunéi

  Vietnam

  Armenia

  Kuwai

  Uzbekistán

  Birmania

  Afganistán

  Azerbaiyán

  Líbano

  China

  Camboya

  Bangladés

  Baréin

  Omán

  Corea del Norte

  Filipinas

  Bután

  Catar

  Estado de Palestina

  Corea del Sur

  Indonesia

  India

  Emiratos Árabes Unidos

  Siria

  Hong Kong

  Laos

  Maldivas

  Georgia

  Turquía

  Japón

  Malasia

  Nepal

  Irak

  Yemen

 

 

 
 

 

 

 

África

América

Asia

Europa

Oceanía

 

Directorio de Malasia - Suroeste Asiático


 

 

 

 

 

Malasia (en malayo e inglés, Malaysia) es un país ubicado en el sureste asiático que consta de trece estados y tres territorios federales, con un área de 329.847 km². Su capital es Kuala Lumpur pero Putrajaya es la sede de su gobierno. Tiene una población de veintisiete millones de habitantes, distribuida en un territorio dividido en dos regiones por el mar de la China Meridional. La de Malasia Peninsular se encuentra en la península malaya y limita al norte con Tailandia y al sur con Singapur. La de Malasia Oriental, por su parte, está situada en la zona septentrional de Borneo y limita al sur con Indonesia y al norte con Brunéi. Se encuentra cerca del ecuador y su clima es tropical. Su Jefe de Estado es el monarca Yang di-Pertuan Agong, y el de Gobierno es el Primer Ministro. Los fundamentos de su gobierno toman como punto de partida el sistema parlamentario de Westminster. El país sólo comenzó a existir en cuanto estado unificado en 1963 habiendo estado su territorio dominado por el Reino Unido durante el siglo XVIII mediante el establecimiento de una serie de colonias. Su mitad oriental estaba compuesta por reinos separados, conocidos como Malasia británica hasta su disolución en 1946, y se reorganizó como la Unión Malaya. Debido a la gran oposición, se reorganizó una vez más como Federación Malaya en 1948, alcanzando la independencia el 31 de agosto de 1957. Singapur, Sarawak, Borneo Septentrional y la Federación se unieron para conformar Malasia el 16 de septiembre de 1963. Pero desde el principio se presentaron fuertes tensiones que condujeron a un conflicto armado con Indonesia y a la expulsión de Singapur el 9 de agosto de 1965. Durante la segunda mitad del siglo XX el país vivió una bonanza económica que le permitió desarrollarse con rapidez. El crecimiento de los años 1980 y 1990, con una media del 8% de 1991 a 1997, transformó a Malasia en un país recientemente industrializado. Puesto que es uno de los tres países que controlan el estrecho de Malaca, el comercio internacional es parte esencial de su economía. Llegó incluso a ser el principal exportador de estaño, caucho y aceite de palma. A la actividad industrial corresponde un gran porcentaje de su actividad económica. Cuenta asimismo con una gran biodiversidad de flora y fauna, y se le considera uno de los dieciocho países megadiversos. Los malayos constituyen la mayor parte de la población nacional. También hay considerables comunidades chinas e indias. El idioma malayo y el Islam son respectivamente la lengua y la religión oficial de la Federación. También se habla inglés, chino y tamil. Malasia es uno de los miembros fundadores de la ASEAN y es miembro de otros organismos internacionales como las Naciones Unidas. En cuanto ex colonia británica es parte de la Mancomunidad de Naciones.

 

 

Palacio del Sultán Abdul Samad en Kuala Lumpur.

 

Malasia es una monarquía electiva constitucional compuesta por una federación. Su jefe de estado es el Yang di-Pertuan Agong, conocido como el Rey de Malasia, quien es elegido durante cinco años entre los sultanes de los estados malayos, quedando excluidos de su elección los cuatro estados restantes, que eligen gobernador. Su sistema de gobierno se basa en parlamentarismo de Westminster, que constituye un legado del Imperio británico. Desde su independencia en 1957 el país ha sido gobernado por la coalición multipartidista Barisan Nacional (antiguamente conocida como la Alianza). El poder legislativo está dividido en legislaturas federales y estatales. El Parlamento de Malasia está compuesto por una cámara baja, la "Cámara del Pueblo") y la alta, que corresponde al Senado y se llama "Cámara de la Nación"). Los doscientos veintidós miembros de la primera cámara son elegidos por sufragio por cinco años. Por su parte los setenta senadores son elegidos por tres años, veintiséis de ellos por las asambleas de los trece estados, dos representantes de Kuala Lumpur, uno por cada territorio federal de Labuan y Putrajaya, así como 40 elegidos directamente por el rey. A escala federal cada estado tiene una cámara legislativa cuyos miembros son elegidos de distritos electorales con un sólo representante. La elecciones parlamentarias se celebran por lo menos una vez cada lustro, la última en marzo de 2008. Los votantes registrados con más 21 años pueden votar por los miembros de las Cámaras de Representantes y en muchos estados también por la nacional. El voto no es obligatorio. El poder ejecutivo se establece en el Gabinete nacional dirigido por el Primer Ministro. La Constitución estipula que el Primer Ministro debe ser un miembro de la cámara baja del parlamento. Los miembros del cabinete se escogen entre los miembros de las dos cámaras del parlamento, de cuyo funcionamiento es responsable. El gobierno estatal es conducido por Jefes Ministros (Menteri Besar en los estados malayos y por Ketua Menteri en el resto), que es una asamblea estatal. En cada uno de los estados con gobernante hereditario, el Jefe Ministro debe ser malayo y musulmán.

 

 

Kuala Lumpur es la capital y la ciudad más poblada del país.

 

La Península de Malaca y en general el Sureste Asiático han sido durante siglos un centro de intenso intercambio comercial. Productos como porcelana y especias se comerciaron incluso antes de que Sultanato de Malaca y Singapur fuese lugares prominentes. En el siglo XVII existían varios estados malayos. Durante el dominio británico de la región bajo el nombre de Malasia británica, se plantó con fines comerciales una gran cantidad de árboles de caucho y aceite de palma, lo cual llevaría al país a ser el primer productor mundial de esos productos, así como de estaño. En lugar de depender de la población local como fuerza de trabajo, los británicos trajeron a trabajadores chinos e indios a las minas y cultivos lo mismo que a cumplir tareas calificadas. Aunque muchos regresaron a sus respectivos países tras el fin de sus contratos, muchos establecieron en el país su residencia. En los años 1970 Malasia comenzó a imitar a las economías de los cuatro dragones asiáticos, pasando de un sistema basado en la minería y la agricultura, a uno más dependiente del sector terciario. En los años 1980 y 1990 el crecimiento de su PIB fue del 7% y su inflación registró niveles bajos. Dos consecuencias de difícil manejo de la bonanza económica fueron la escasez de mano de obra y la consiguiente llegada de un gran flujo de trabajadores extranjeros, muchos de ellos ilegales. Como en toda la región, la crisis financiera asiática de 1997 impactó todos los sectores de la economía nacional. Su moneda nacional, el ringgit, fue víctima de la especulación y la inversión extranjera directa sufrió una dramática caída. La tasa de cambio con el dólar pasó de 2.50 a 4.80. El índice de la Bolsa de Malasia pasó de 1.300 puntos a cerca de 400 en pocas semanas. Aunque los efectos de la crisis fueron profundos, su economía se recuperó mejor que la de algunos vecinos, alcanzando una década después niveles superiores a los precedentes a la crisis. Es necesario reseñar que al contrario que los demás países afectados por esa crisis, Malasia rechazó las presiones del FMI para acogerse a los planes de rescate que esa institución le proponía. Gracias a esa decisión y a otras medidas, Malasia salió en un espacio muy breve de tiempo de la crisis, concretamente en un solo año. Evitó el ataque de los especuladores a su moneda y a su mercado financiero. Protegió a sus empresas que no sufrieron los tipos de interés leoninos recomendados por el FMI, evitando las quiebras masivas que se produjeron en Tailandia, Corea o Indonesia, que exacerbaron la crisis económica. Malasia es un centro educativo y sanitario regional el cual se reconoce como una nueva economía industrializada. En 2008 su PIB per capita era de 8.141 dólares, situándose en el lugar 66 a nivel mundial. En la actualidad es uno de los principales sitios de producción de componentes informáticos, lo mismo que uno de los principales centros bancarios y financieros del mundo islámico. También el turismo ha adquirido una importancia creciente en las últimas décadas.

 

 

 

 

 

 

Comparte en:

 

 


 

N

A

C

I

O

N

E

S

  Kazajistán

  Macao

  Singapur

  Pakistán

  Irán

  Kirguistán

  Mongolia

  Tailandia

  Sri Lanka

  Israel

  Tayikistán

  República de China

  Timor Oriental

  Arabia Saudita

  Jordania

  Turkmenistán

  Brunéi

  Vietnam

  Armenia

  Kuwai

  Uzbekistán

  Birmania

  Afganistán

  Azerbaiyán

  Líbano

  China

  Camboya

  Bangladés

  Baréin

  Omán

  Corea del Norte

  Filipinas

  Bután

  Catar

  Estado de Palestina

  Corea del Sur

  Indonesia

  India

  Emiratos Árabes Unidos

  Siria

  Hong Kong

  Laos

  Maldivas

  Georgia

  Turquía

  Japón

  Malasia

  Nepal

  Irak

  Yemen

 

 

 

 

 

 

 

General

 

Nosotros

Servicios

Contactos

Directorios

 

África

 América

Asia

Europa

Oceanía

Secciones

 

Belleza

Farándula

Moda

Mujer

Sexología

Salud

Tecnología

 

Empresa: Pejas Production's, C.A.

Residencia Comercial: Venezuela

 

Web Master: Pedro Alexander Rojas Carvajal

e-mail: p.rojas@guiaempresarial.org

 

Twitter: @pejasproduction

Solicitud de Servicios: Info@guiaempresarial.org

 

Reservados todos los Derechos ® - Guiaempresarial.org

Copyright © desde 2008