BellezaFarándulaModaMujerSexologíaSaludTecnología

NosotrosServiciosContactos

  

Directorio de Irlanda

 

 

 

 

N

A

C

I

O

N

E

S

  Albania   Chipre   Georgia   Luxemburgo   Reino Unido
  Alemania   Cd. vaticano   Grecia   Macedonia   República Checa
  Andorra   Croacia   Hungría   Malta   Rumanía
  Armenia   Dinamarca   Irlanda   Moldavia   Rusia
  Austria   Eslovaquia   Islandia   Mónaco   San Marino
  Azerbaiyán   Eslovenia   Italia   Montenegro   Serbia
  Bélgica   España   kazajistán   Noruega   Suecia
  Bielorrusia   Estonia   Letonia   Países Bajos   Suiza
  Bosnia Herzagovina   Finlandia   Liechtenstein   Polonia   Turquía
  Bulgaria   Francia   Lituania   Portugal   Ucrania
 

 

 
 

 

 

 

África

América

Asia

Europa

Oceanía

 

 

Su búsqueda de empleo comienza aquí.

 

 

Agregamos todas las ofertas de empleo disponibles en Internet, ayudando a las personas que buscan trabajo a través del uso nuestra plataforma, la cual permite realizar búsquedas de manera muy simple…

 

Disponibles en más de 30 países.

 

 

 

 

 

 

Irlanda, oficialmente la República de Irlanda, para diferenciarla de Irlanda del Norte, es un país soberano, miembro de la Unión Europea, que ocupa la mayor parte de la isla homónima. Su capital es Dublín, situada en el este de la isla. El país tiene una única frontera terrestre, con Irlanda del Norte, una de las naciones constitutivas del Reino Unido. La isla está rodeada por el océano Atlántico y tiene el mar Céltico al sur, el canal de San Jorge al sureste y el mar de Irlanda al este. Es una república parlamentaria con un presidente electo que ejerce de jefe de Estado. El jefe del gobierno, el Taoiseach, es nombrado por la Cámara Baja del Parlamento, la Dáil Éireann. El moderno Estado irlandés consiguió su independencia efectiva del Reino Unido en 1922, tras una guerra de independencia que acabó con la firma del Tratado anglo-irlandés, mientras que Irlanda del Norte optó por permanecer en el Reino Unido. Fue cuando se inició el Conflicto de Irlanda del Norte, que aún perdura. Aunque en principio Irlanda fue un dominio dentro del Imperio británico, con el nombre de Estado Libre Irlandés, en 1931 se clarificó su completa independencia legislativa y en 1937 adoptó una nueva constitución y el nombre de Irlanda. En 1949 se eliminaron los deberes restantes de la figura del rey de Irlanda y el país se declaró una república. El Estado no tuvo relaciones formales con Irlanda del Norte durante la mayor parte del siglo XX, pero desde 1999 han cooperado en varias políticas en el marco del Consejo Ministerial Norte-Sur creado por el Acuerdo de Viernes Santo.

 

 

Edificios de Gobierno, Dublín

 

A principios del siglo XX, las medidas económicas proteccionistas debilitaron la economía irlandesa y por ello fueron desmanteladas en los años 1950. Irlanda se unió a la Comunidad Económica Europea en 1973. El liberalismo económico desde finales de los años 1980 resultó en una rápida expansión económica, particularmente entre 1995 y 2007, etapa en que Irlanda fue conocida como el Tigre Celta. En 2008 comenzó una crisis financiera sin precedentes que, unida a la crisis económica mundial, puso fin a dicha etapa de rápido crecimiento económico. Sin embargo, dado que la economía irlandesa fue la que más creció en la UE en 2015, Irlanda vuelve a subir rápidamente en las tablas de clasificación comparando riqueza y prosperidad a nivel internacional. En 2017, Irlanda apareció en el cuarto lugar de las naciones más desarrolladas del mundo en el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas. Asimismo, la república irlandesa está en los puestos más altos en materia de libertad económica, política y de prensa. La República de Irlanda está en la actualidad entre los países más ricos del mundo en términos de renta per cápita. Hoy en día, Irlanda es uno de los países fundadores del Consejo de Europa y de la OCDE. El país sigue una política de neutralidad y no alineación y por ello no es miembro de la OTAN, aunque sí participa en la Asociación para la Paz.

 

 

Imágenes de la ciudad de Dublín, Capital de Irlanda

 

La isla de Irlanda se ubica al noroeste de Europa, formando parte del archipiélago británico, siendo la segunda isla en extensión del mismo, y la tercera isla de Europa, después de Gran Bretaña e Islandia, además de la vigésima del mundo. La superficie de la isla es de 84.421 km², de los cuales un 83% (aprox. cinco sextos) pertenecen a la República (70.273 km²) y el resto constituyen Irlanda del Norte. Está rodeada al oeste por el Océano Atlántico, al noreste por el Canal del Norte. Al este se encuentra el Mar de Irlanda, el cual conecta el océano vía suroeste con el Canal de San Jorge y el Mar Celta. El interior del territorio presenta llanuras rodeadas de colinas accidentadas y montañas bajas mientras que la costa oeste está compuesta de acantilados de mar. El interior del país es relativamente llano, presentando una cuenca deprimida interna y mayores elevaciones en las proximidades de las costas. El territorio es atravesado por ríos como el Shannon, presentando muchos y relativamente grandes y poco profundos lagos (loughs). El centro del país está bañado en parte por el río Shannon, y contiene grandes áreas de ciénagas, usadas para la extracción y producción de turba prensada en forma de lingotes alargados. Irlanda posee el mayor parque urbano vallado de Europa, que algunos consideran natural, el Parque Fénix (Phoenix park), con una extensión de 712 hectáreas y consta de una circunferencia de 16 km que rodea extensas zonas verdes y avenidas de árboles en hilera.

 

 

Acantilados de Moher en la costa Atlántica

 

Su geografía se encuentra accidentada por los montes de Donegal, los de Wicklow, los de Mourne, los Mac Gillycuddys Reeks y principalmente por su cumbre más alta: el Carrantuonhill (1.041 m). Además, posee numerosos lagos entre los que destacan el Neagh, el Lago Erne, el Corrib y el Lough Derg. Los ríos más importantes son el Shannon, el Blackwater, el Barrow y el Bann. Las costas que circundan la isla suelen ser muy recortadas, altas, con bahías estrechas que presentan semejanzas con las rías y los fiordos; son los firths, cuyas avanzadas hacia el mar abierto acaban formando penínsulas importantes, especialmente al oeste, como la de Dingle, la de Iveragh o la de Beara en el condado de Kerry, o también la de Inishowen, la más septentrional de la isla. Las temperaturas de la zona son modificadas por el Frente Atlántico norte y es relativamente suave. Los veranos son raramente muy cálidos (las temperaturas solo exceden los 30°C una vez cada 10 años, aunque suelen alcanzar los 29°C muchos veranos, solo hiela ocasionalmente en invierno (temperaturas inferiores a –6°C no son comunes). A este respecto, cabe destacar la poca oscilación que existe, generalmente durante todo el año, entre las temperatura máxima y mínima en el transcurso del día, de modo que se mantienen bastante estables con variación de unos pocos grados. Las precipitaciones son frecuentes, con más de 275 días de lluvia en muchas partes del país. Como consecuencia, se pueden encontrar numerosos ríos, que atraviesan núcleos urbanos. Las principales ciudades son la capital Dublín en la costa este, Cork en el sur, Limerick, Galway en la costa oeste, y Waterford en la costa sureste.

 

 

Parque Nacional de Killarney

 

La República de Irlanda ha tenido un crecimiento económico espectacular en las dos décadas del periodo 1980-2000, donde Irlanda pasó de ser un país de pobreza, a uno de los países con el PIB por habitante más alto del mundo. Esto estuvo relacionado con la llegada de innumerables macroempresas mundiales que establecieron su sede en Irlanda como por ejemplo la multinacional Canon o la franquicia PC World. La República de Irlanda es una economía pequeña, moderna y dependiente del comercio con un crecimiento que alcanzó en promedio un robusto 10% en el período 1995-2000. La agricultura, que fue hace tiempo el sector más importante, se encuentra actualmente empequeñecida por los servicios y la industria, que representa un 38% del PNB, alrededor del 80% de las exportaciones y emplea a 28% de la fuerza laboral. A pesar de mantener su robusto crecimiento fundamentalmente a base de exportaciones, la economía está siendo beneficiada también por una subida en el consumo y la recuperación de las inversiones en negocios y la construcción. Irlanda es uno de los mayores exportadores de bienes y servicios relacionados con el software en el mundo. De hecho, mucho software extranjero, y en ocasiones música, es filtrado a través de la República para sacar ventaja de la política de no cobrar impuestos sobre regalías de bienes con copyright.

 

 

El Centro Internacional de Servicios Financieros en Dublín

 

Durante los años 1990 el gobierno irlandés implementó una serie de programas económicos diseñados para refrenar la inflación, aliviar la carga impositiva, reducir el gasto del gobierno como un porcentaje del PNB, incrementar las habilidades de la fuerza laboral y promover las inversiones extranjeras. El Estado se unió a la iniciativa del euro en enero de 2001 (abandonando la libra irlandesa) junto con otras diez naciones de la Unión Europea. Este período de elevado crecimiento económico llevó a muchos a bautizar la República el Tigre Celta. La economía sintió el impacto de la desaceleración de la economía global en 2001, particularmente en el sector de exportación de tecnología de avanzada, donde la tasa de crecimiento fue reducida prácticamente a la mitad. El crecimiento del PNB permaneció estable y relativamente robusto, con una tasa de alrededor del 6% en 2001 y 2002, pero se esperaba que esto cayera al 2% hacia 2003. Finalmente, la crisis global exhibió la fragilidad de ese milagro, con un saldo desolador: el crecimiento de Irlanda es negativo y el desempleo a fin de 2009 podría llegar al 14% de la fuerza laboral (4,3, en 2006). El gobierno tuvo que garantizar los depósitos bancarios por 105 mil millones de dólares, nacionalizó el Anglo Irish Bank y aprobó un rescate de entidades por unos 7.500 millones de dólares. Su déficit fiscal superó el 6% del PBI en 2008 y llegaría al 11% en 2009. Tras los esfuerzos llevados a cabo por el nuevo Gobierno del nuevo Fine Gael, la economía parece estar recuperándose: a finales de 2009 se registró crecimiento positivo y tanto en 2010 como en 2011 la economía creció alrededor del 1%. La efectiva nacionalización de los grandes bancos ha devuelto la confianza a la economía irlandesa, el desempleo ha bajado al 6,4% (febrero de 2017) y los precios de la vivienda no ven una recuperación clara en un futuro cercano.

 

 

Famoso centro comercial de Stephen's Green, en Dublín.

 

Irlanda cuenta con una extensa red de autovías, las más importantes y en su mayoría con origen en Dublín. La red ferroviaria está menos desarrollada, siendo los autobuses el medio público de transporte más popular, aunque las dos ciudades principales cuentan con un desarrollado sistema de transporte urbano ferroviario (DART en Dublín). El principal aeropuerto del país está localizado en la capital, y mueve a unos 23 millones de pasajeros anuales. La segunda ciudad, Cork, también posee un aeropuerto que mueve a varios millones de personas anualmente. Otros aeropuertos importantes son el de Knock y el de Shannon. Los puertos más importantes del país son los de Dublín, Cork, Shannon y Rosslare.

 

 

Terminal 2 del Aeropuerto de Dublín

 

Una pinta de stout, una rebanada de pan de soda

y algo de mantequilla untada

 

Su gastronomía. Ejemplos de algunos platos típicos de la cocina irlandesa son el Irish stew y también la panceta con col (hervidos juntos). El boxty es un plato tradicional. En Dublín es muy popular el coddle, que se elabora con salchichas de carne de cerdo cocida. En Irlanda es famoso el desayuno irlandés, que se sirve principalmente con carne de cerdo y puede incluir fried potato farls. Una de las bebidas más asociadas con Irlanda es la Guinness que se suele servir en los pubs, aunque también es popular la Smithwicks (que en el continente europeo se suele conocer como Kilkenny). Está siempre presente la tradición celta de tomar sidra, además del whisky de malta y el café irlandés. Desde 1974, Irlanda produce uno de los licores más afamados, la crema irlandesa Baileys, consistente en una mezcla de crema de leche con whisky irlandés, cuyo contenido alcohólico es del 17% del volumen.

  

 

Catedral de San Finbar (o Saint Finbarres), en Cork.

 

Estadio Croke park.

 

Los deportes más practicados y seguidos en Irlanda son el hurling y el fútbol gaélico, al que los irlandeses llaman simplemente fútbol; deportes autóctonos organizados por la Asociación Atlética Gaélica, que también organiza otros deportes nacionales minoritarios, todos ellos estrictamente amateurs. Debido a que estos deportes son prácticamente jugados solamente en Irlanda (existen tan solo dos equipos de fuera del país que juegan el campeonato interprovincial de hurling: uno en Londres y otro en Nueva York), el deporte por el que Irlanda es más conocida internacionalmente es el rugby (es miembro fundador del torneo actualmente conocido como Torneo de las Seis Naciones, ganándolo en varias ocasiones). Es el actual campeón habiendo perdido un solo partido contra Gales, y el fútbol, contando con su propio campeonato nacional, la Liga irlandesa de fútbol. Además, la Selección de fútbol de Irlanda ha conseguido clasificarse en tres ocasiones para la Copa Mundial de Fútbol, obteniendo su mejor resultado en 1990, cuando fue eliminada en cuartos de final. Cabe decir que mientras en fútbol el equipo nacional solo representa al territorio republicano, en rugby representa a toda la isla, incluidos los condados del Úlster que pertenecen a Irlanda del Norte.

 

 

 

 

 

 

Comparte en:

 

 


N

A

C

I

O

N

E

S

  Albania   Chipre   Georgia   Luxemburgo   Reino Unido
  Alemania   Cd. vaticano   Grecia   Macedonia   República Checa
  Andorra   Croacia   Hungría   Malta   Rumanía
  Armenia   Dinamarca   Irlanda   Moldavia   Rusia
  Austria   Eslovaquia   Islandia   Mónaco   San Marino
  Azerbaiyán   Eslovenia   Italia   Montenegro   Serbia
  Bélgica   España   kazajistán   Noruega   Suecia
  Bielorrusia   Estonia   Letonia   Países Bajos   Suiza
  Bosnia Herzagovina   Finlandia   Liechtenstein   Polonia   Turquía
  Bulgaria   Francia   Lituania   Portugal   Ucrania
 

 

 

 

 

 

 

General

 

Nosotros

Servicios

Contactos

Directorios

 

África

 América

Asia

Europa

Oceanía

Secciones

 

Belleza

Farándula

Moda

Mujer

Sexología

Salud

Tecnología

 

Empresa: Pejas Production's, C.A.

Residencia Comercial: Venezuela

 

Web Master: Pedro Alexander Rojas Carvajal

e-mail: p.rojas@guiaempresarial.org

 

Twitter: @pejasproduction

Solicitud de Servicios: Info@guiaempresarial.org

 

Reservados todos los Derechos ® - Guiaempresarial.org

Copyright © desde 2008